Las ventajas de una vajilla de porcelana

La vajilla no es algo que debes comprar al azar. Vas a invertir un dinero en ella y esperas que tenga una calidad y durabilidad apreciable. Por eso, además del color y el diseño, es importante prestar atención al material de su composición. La vajilla de porcelana siempre será un acierto seguro. En este post te contamos sus principales ventajas:

  1. La mejor considerada y estimada. Se compone de un 50% de caolín, un 25% de cuarzo y otro 25% de feldespato.
  2. Soporta mejor las altas temperaturas. Esto es posible gracias a que, durante su confección, se mezclan todos sus materiales para crear una pasta que se moldea y cuece a 1000 ºC. A esta temperatura, la pasta se vitrifica. Y, después, se introduce al horno de nuevo a unos 1400 ºC.
  3. Tiene un acabado brillante. El proceso de su elaboración culmina con un pulido para conseguir que luzca un aspecto impecable.
  4. Desprende elegancia. Su diseño refinado y distinguido convierten a la vajilla de porcelana en la elección perfecta para ocasiones importantes.

Si estás interesado en adquirir tu vajilla de porcelana puedes echar un vistazo a nuestro catálogo. O si lo prefieres, puedes contactar con nosotras directamente.